1. SKIP_MENU
  2. SKIP_CONTENT
  3. SKIP_FOOTER
Tamaño letra:

 

Fondo Adaptación hace llamado a población de Gambote para que evite una nueva inundación

 

Fondo Adaptación hace llamado a población de Gambote para que evite una  nueva inundación

Agosto 25 de 2017. Luego de una reunión de más de tres horas con la comunidad, en la que participaron el gobernador de Bolívar, Dumeck Turbary, la alcaldesa de Arjona, Esther María Jalilie García, la corregidora de Gambote, Mariela Ávila; respresentantes de la Contraloría y la Procuraduría, y el gerente del Fondo Adaptación, Iván Mustafá Durán, éste último hizo una fuerte advertencia con respecto a la posibilidad de que esta población vuelva a sufrir los estragos de una inundación como la que sucedió en el 2010-2011 por no permitir realizar las obras de protección.

“Es claro que si en Gambote no se realizan las obras de protección como las tenemos previstas, este corregimiento se puede volver a inundar. Y no nos parece justo que por la necedad de unas pocas personas se ponga en riesgo a la totalidad de la población”, dijo Mustafá Durán.

De acuerdo con el gerente en la reunión se volvió a socializar la importancia de realizar las obras de protección y se abrió una nueva alternativa para la reubicación de las familias que lo requieran, en un lote del mismo municipio.

“Hemos hecho con ésta 61 reuniones de socialización y siempre en la mejor actitud de escucha, de hecho hoy abrimos la posibilidad a una nueva alternativa, pero tampoco podemos ceder a los caprichos de unos pocos y pasar por encima de la ley”, dijo Mustafá Durán.

Las obras de control de inundación propuestas por el Fondo Adaptación consisten en la construcción de un dique en tierra alrededor del corregimiento y un muro en concreto en costado sur de 3,50 metros de altura.

“Desde el 6 de enero de 2017 el Fondo firmó el contrato para la realización de estas obras. Tenemos los recursos garantizados, la maquinaria lista, el equipo contratado y las personas de la comunidad listas para trabajar en la obra; sin embargo se debió suspender el contrato por la amenaza constante al contratista”, explicó el gerente.

Si no se hacen estas obras el riesgo de inundación es casi inminente y por eso dejó esta advertencia, porque luego de más de 60 reuniones con la comunidad en la que se ha socializado el proyecto y presentado las diferentes alternativas, no ha sido posible realizarlo.

“Dejamos constancia que hemos hecho las reuniones y contactado a los entes de control para dar una solución integral para evitar que esta población se vea afectada. Pero ellos no quieren y piden cosas que están por fuera de la Ley”, puntualizó.