1. SKIP_MENU
  2. SKIP_CONTENT
  3. SKIP_FOOTER
Tamaño letra:

 

78 propietarios en condiciones especiales ya tienen su nueva casa en Gramalote

 

78 propietarios en condiciones especiales ya tienen su nueva casa en Gramalote

Octubre 10 de 2017. La metodología de asignación que implementó el Fondo Adaptación para la entrega de las viviendas en el nuevo casco urbano de Gramalote permitió que 78 habitantes en condiciones especiales hayan sido favorecidos con viviendas donde la prioridad es el acceso y su uso.

“Como principio a la protección de la población adulta mayor y/o en condición de discapacidad, se diseñó una metodología de selección de viviendas en las que su uso y acceso está de acuerdo a sus condiciones dándoles prioridad y garantizando sus derechos”, afirmó el gerente del Fondo Adaptación, Iván Mustafá Durán.

El gerente explicó que para la entrega de las viviendas en el nuevo casco urbano de Gramalote, el Fondo diseñó y acordó con la comunidad una metodología de asignación de viviendas para las familias que eran antiguas propietarias.

Desde el comienzo del proceso de asignación de viviendas, la metodología previó la organización del nuevo casco urbano con los mismos barrios tradicionales de Gramalote, contemplando además la posibilidad de que los vecinos de los barrios acuerden entre ellos la distribución en las nuevas casas.

Fruto de este consenso el Fondo Adaptación ha asignado 409 viviendas protegiendo de manera prioritaria a los adultos mayores y los habitantes en condición de discapacidad.

“Hasta ahora y teniendo en cuenta el acuerdo logrado por los vecinos de los barrios Centro, Calle Real, Santa Rosa, San Vicente, Monguí, Gregorio Montes y Santa Clara, no ha sido necesario realizar sorteo para asignar ninguna vivienda, gracias a los acuerdos de sus habitantes”, agregó el gerente del Fondo Adaptación.

Esta metodología que garantiza los derechos y la igualdad en oportunidades se desarrolla en todos los barrios del nuevo Gramalote, incluida la comunidad del barrio “La Lomita”.

Gramalote es el primer proyecto de reasentamiento en la historia de Colombia que está completamente adaptado a los efectos del cambio climático y en el que incluso los antiguos arrendatarios pasaron a ser nuevos propietarios.