1. SKIP_MENU
  2. SKIP_CONTENT
  3. SKIP_FOOTER
Tamaño letra:

 

Gramalote, ejemplo de reasentamiento mundial

 

Gramalote, ejemplo de reasentamiento mundial

Octubre 17 de 2019. El proceso de reubicación del nuevo casco urbano del municipio de Gramalote (Norte de Santander), desarrollado por el Fondo Adaptación, se convierte en ejemplo de reasentamiento no sólo para Colombia sino para otras partes del mundo.

Así quedó evidenciado durante el foro “Lecciones aprendidas en reasentamientos, como medidas de reducción del riesgo”, organizado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

El proyecto concebido de manera integral contempló acompañamiento comunitario, asesoría a cada familia para planear y llevar a cabo un traslado exitoso, programas de reactivación económica para darle impulso al desarrollo del nuevo casco urbano, manejo sostenible y fortalecimiento de la gobernanza.

De acuerdo con el gerente del Fondo Adaptación, Edgar Ortiz Pabón, buena parte del éxito de este reasentamiento está en la forma como se planeó y el tiempo que se empleó para ello, desde la escogencia del lote con criterios de adaptación al cambio climático para lo cual se empleó una matriz multicriterio que evaluó aspectos como estabilidad del terreno, vías de acceso, articulación regional, acceso a servicios públicos y mínima afectación del medio ambiente.

Para el gerente del Fondo, además de la planeación el otro aspecto fundamental del éxito del reasentamiento está en trabajar de la mano con la comunidad, incluso desde la etapa de diseños, donde las concertaciones son fundamentales y permiten tener en cuenta los usos y costumbres de la población que se va a beneficiar.

Lo anterior se vio reflejado en el Plan de Reasentamiento, hoja de ruta para el desarrollo del proyecto, el cual tiene cuatro fases. Estructuración y pretraslado, construcción de infraestructura, traslado y postraslado.

La primera fase contempló escogencia de lote, elaboración de diseños, concertación con la comunidad, articulación interinstitucional y regional, estudio de impacto socioeconómico rural y urbano realizado por la Universidad Simón Bolívar, registro final de familias habitantes realizado por la universidad de Pamplona, elaboración de inventario de predios del antiguo casco urbano, atención psicosocial y estabilización socioeconómica de la población más vulnerable y asistencia técnica a los caficultores del municipio (470 fincas cafeteras en 22 veredas) teniendo en cuenta la importancia de este sector en la economía de Gramalote.

“Durante los 4 primeros años se realizó la selección del lote, la elaboración de los diseños, la adquisición de predios y la obtención de permisos”, explicó el funcionario, quien argumentó que en el mundo entero se ha demostrado que los buenos reasentamientos toman mucho más tiempo en la planeación (cerca del 60%) y menos en la construcción (40%).

Ortiz Pabón dijo que el Gobierno Nacional ha invertido en Gramalote $ 565 mil millones, durante los 8 años que ya lleva el proceso, con el acierto de haber tomado decisiones rápidas y con impacto a la comunidad afectada.

“El proceso de urbanización del nuevo casco urbano de Gramalote está en su fase final y recientemente inauguramos el Colegio Sagrado Corazón de Jesús y la Estación de Policía, que beneficia a sus seis mil habitantes”, precisó Ortiz Pabón.

Añadió que Gramalote actualmente es un municipio activo donde sus habitantes disfrutan de obras importantes como el Centro Administrativo Municipal, la Plaza de Mercado, la plaza principal, las 835 viviendas construidas (hay otras 153 en construcción), el sistema de acueducto y alcantarillado, el urbanismo y las vías de acceso y conexión con otros municipios

“Y como buena noticia el gobierno del Presidente Iván Duque va a entregar cuatro nuevos equipamientos que no estaban contemplados inicialmente: la Casa del Campesino, la Casa del Adulto Mayor, la Casa de la Cultura y el Polideportivo, los cuales ya están en proceso de contratación con una inversión que se acerca a los $ 2.000 millones”, puntualizó.